ALEJANDRA SAMPEDRO

 " Las crebas me han fascinado desde su descubrimiento por su resistencia dureza desgaste y fragilidad frente a la adversidad de las olas. Las veo como una prolongación del sujeto a quien pudiesen haber pertenecido, casi como un resto arqueológico. Una huella que revela la memoria implícita de toda una vida pasada y de una época.

      Se trata de una obra intimista y nostálgica que parte del sentir en la que interesan el tacto y el olfato.
Se busca la belleza en el desecho y se entiende la reutilización como un acto necesario.
     El proyecto Mar de Crebas se centra en la experiencia de recuperación de desechos que en otro tiempo fueron arrojados al mar.

Éste tras haber marcado su huella para con ello, intenta borrar nuestra basura, nos la devuelve impregnada de una sutileza que logra confrontar lo natural con lo artificial.
Pienso que hacemos arte para intentar expresar aquello que no hay palabras con las que poder expresarlo.

Creo firmemente que el arte es capaz de detener el tiempo y rescatar aquellos pequeños detalles que en un principio, dada la velocidad de la sociedad que vivimos marcada por la voracidad de la ley de mercado, habían pasado desapercibidos.

Para mi, mis esculturas son la única forma de parar para poder disfrutar de estos detalles.

De este modo late reflejada una lucha entre lo manufacturado por el hombre en polvo y arena, y que en su camino nos revela la belleza del universo y sus mundos. La belleza del desgaste de la arcilla, sin duda equiparable a la belleza de las arrugas en la expresión de un rostro envejecido.

Por ello, y con un cierto tono de nostalgia difícil de expresar con palabras, todos estos desperdicios me llevan a jugar a revivir piezas muertas mediante la construcción de una acumulación y montaje de residuos".

Puedes ver el paso de Alejandra Sampedro por Cultur3 Club en el siguiente enlace de Vimeo