PACO DÍAZ

Paco Díaz utiliza la fotografía para generar imágenes de dos tipos: las que tienen el afán de desconcertar porque lo que muestran podría ser real. Y luego, imágenes que hasta un niño puede ver como algo falso, un artificio contextual que forma parte de un mundo paralelo con sus propias reglas. Algo no muy lejano a los frescos de las bóvedas barrocas, cuyo objetivo era hacer creíble lo imposible, el paraíso. 
“Migraciones”, última serie sobre la que está trabajando, tiene muchos puntos en común con sus anteriores trabajos:
En “Monstruos”, a través de óleos, dibujos y fotografías, jugaba a la superposición chocante, una estrategia de confluencia que conjuraba el horror vacui a través de la acumulación de objetos pop y formas enigmáticas para crear naturalezas muertas a partir de fragmentos de ciudad. 
“Al fin una casa”. Conjunto de cuadros y dibujos en donde el paisaje y la arquitectura son el medio para hablar de nuestro afán por encontrar un lugar en el mundo, un territorio a perpetuidad; o de nuestro afán de trascender, de salir fuera de nuestros límites y conquistar aquello  que no alcanzamos a ver desde nuestra posición de partida; o del miedo a lo que nos podemos encontrar cuando cruzamos la frontera del hogar.
En “Stairway to Heaven”, a partir de fotos de distintos cementerios, sitúa escaleras (de caracol, de incendios, industriales). No se ve el fin y aunque poco probable, las fotos plantean la posibilidad de que los peldaños se prolonguen hasta el infinito. Otra columna sin fin.

Puedes ver el paso de Paco Díaz por Cultur3 Club en el siguiente enlace de Vimeo