ADOLFO P. SUAREZ

Adolfo P. Suárez es un artista plástico sin reloj ni pasarela. 
Gijón, 1976. Creador polivalente, versado, autodidacta, nos despliega ventanales a la onírica en Venecia, Bélgica, Lisboa, Estrasburgo, o Gijón, y nos muestra un universo impregnado de misterio en el que ciudades vacías se estremecen ante los ojos de un hombre que siente la vida como si pudiera tocarla. Puentes sobre el eco de ríos silenciosos, lóbregos y elegantes; todas las calles y todas sus noches. Y la garra de la luz de farolas rompientes, y callejuelas interminables, construcciones alegóricas y curvas que amenazan con ofrecer una obra nueva con cada mirada presagiando la llegada de una belleza casi concupiscente, de colores duros y trazo superlativo. El enigma irrepetible de una visión geométrica de lo estable, desde el otro lado.
Su obra es el presente absoluto, la videncia del mensaje que se escurre en sus calles temblorosas, es sutil y angustiado, mirando de frente a instantes cruciales en una realidad que forma parte de algo difuso y desestructurado. Adolfo absorbe con un dolor frío a lo vivido, e influye en circunstancias asimétricas ante la inmovilidad y el fuego de cataratas de una fuerza invisible que entra en lucha con un pasado que se borra y un futuro que no existe.
Reúne múltiples exposiciones individuales, colectivas, internacionales. Es retratista e ilustrador, artífice de portadas de discos de Nacho Vegas o de Manolo Tarancón, ha colaborado con artistas sonoros, con escritores. Ganador de varios premios, y nominado en múltiples ocasiones.
(Juan Guerrero Sánchez).

Puedes ver el paso de Adolfo por Cultur3 Club en el siguiente enlace de Vimeo